El pasado 13 de junio quedó inaugurado el V Congreso Internacional de Arquitectura y Sociedad, acto que por segunda edición consecutiva estuvo presidido por el Rey Felipe VI.

En ese sentido, el arquitecto Francisco Mangado fue el encargado de dar inicio a este evento, que en su quinta edición estará centrado en las ciudades y los retos que la arquitectura tiene antes los retos y desafíos urbanos.

“La arquitectura no es un hecho aislado de preferencia personales, es un hecho profundamente cultural y social, que está ligado a la ciudad como una realidad que pertenece al bien común” y añadió que “la calidad de la arquitectura y la ciudad no es un lujo, es un derecho para todos los ciudadanos”, expresó Mangado.

Asimismo, defendió un modelo de ciudad inclusivo, abierto, alegre y orgulloso y apostó por ciudades “compactas y socialmente cohesionadas”. “Creemos en un nuevo urbanismo más social”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 + 7 =