En el marco del quincuagésimo aniversario de la Editorial Monte Ávila el ministro para la Cultura, Ernesto Villegas, inauguró la exposición “50 años editando continentes” en la Biblioteca Nacional, ubicada en Caracas.

Villegas destacó que en 50 años Monte Ávila ha sido un refugio de firmas extraordinarias, logrando engrosar un catálogo de obras que han quedado para la historia y que forman parte de la venezolanidad, “algo que ha respetado la Revolución Bolivariana desde su llegada reflejando su carácter humanista”.

Resaltó que la guerra contra las naciones inicia por la destrucción cultural, como sucedió en Irak. En ese sentido, bajo el lema “somos lo que leemos”, el ministro resaltó que en este momento de la historia cuando no se pueden plantear grandes tirajes de libros, “tenemos que cuidar hasta la última plancha, hasta el último centímetro de papel que empleamos, hasta el último mililitro de tinta”.

Villegas resaltó la importancia de que los libros se presenten en formato digital, o al menos sean reseñados en el mundo digital, “sino es un libro incompleto”. Explicó que dicha vulnerabilidad del campo editorial hacen “de la tecnología un refugio magnífico”, por lo que es importante aprender el manejo de las herramientas para la edición, divulgación y lectura libros en este formato.

Por su parte Gabriel González, presidente de Monte Ávila Editores, explicó que en la exposición exhibe gran parte de las colecciones que conforman la biblioteca que se ha formado en estas cinco décadas; entre los que destaca Piedra de Mar de Francisco Massiani, que posee un espacio destacado dentro de la exposición por ser el libro más reeditado por la editorial en todas sus épocas.

Informó asimismo, que hasta la fecha Monte Ávila Editores ha editado más de 2 mil 630 título de diversos temas, los que han servido especialmente a estudiantes de bachillerato y a nivel universitario como fuente de consulta.

Para fomentar la lectura de libros de forma digital, Villegas manifestó la intención del Ministerio que representa en articular esfuerzos con el ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, para la creación de tablets de la misma tipología de la comercial “kinddel”, lo que permitirá que el bloqueo del papel no asfixie la capacidad de creación y sobre todo de la lectura para satisfacer el derecho humana de la lectura.

“Estos niños van a conocer el libro de una manera distinta y nosotros no nos podemos quedar atrás. Seguramente esta exposición (en 50 años) la tendremos que hacer en plataformas que hoy ni si quiera conocemos porque esos niños cuando tengan 50 años van a dominar y manejar herramientas tecnológicas que todavía están por ser creadas”, concluyó Villegas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × 1 =