Es imposible cuestionar el buen negocio que representa la franquicia de Harry Potter en la actualidad. Los libros, las producciones cinematográficas, y todos los artículos que se encuentran relacionados con el personaje creado por J.K. Rowling, siempre vienen acompañados del tintinear del dinero, una vez que la saga literaria alcanzó la fama mundial.

A principios de noviembre se subastará en londres un ejemplar de la primera edición de Harry Potter y la piedra filosofal que tiene una fe de errata en la página 53 del tomo, en la que se repite el ítem “1 varita” en la lista de materiales que el niño mago debe llevar a la escuela de magia y hechicería Hogwarts.

El tomo, que vio la luz en junio del año 1997, saldrá a subasta con precio base de 23.000 euros, forma parte de un tiraje de 500 copias pertenecientes a la editorial Bloomsbury y se considera tan valioso, porque el error fue enmendado en las ediciones posteriores, por lo que estas copias se consideran bastante simbólicas.

Matthew Haley, el director de la subasta, asegura que al ser la primera edición del primer volumen de la saga, tiene un valor sentimental para millones de lectores que han seguido con fidelidad el trabajo de la británica J.K. Rowling. Incluso la enmienda de la varita se ha convertido entre los entendidos, un verdadero tesoro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce + 6 =