Arqueólogos descubrieron recientemente una pintura rupestre de 7 mil años de antigüedad de un rostro sin contorno en la región autónoma de Mongolia, norte de China.

La pintura de 65 centímetros (cm) de alto y 57 cm de ancho fue hallada en una sección de arenisca en Ongniud Banner, Chifeng. La figura cuenta con un par de ojos de doble circunferencia con un diámetro de 18 cm y una boca elíptica.

En ese sentido, fueron invitados  expertos en pinturas rupestres de la Academia de Ciencias de Rusia para hacer comparaciones con pinturas rupestres halladas en el Lejano Oriente ruso y otras partes de Mongolia Interior.

Vale destacar que Pinturas rupestres de rostros humanos han sido halladas en muchas áreas de Mongolia Interior y han ofrecido información para el estudio de la migración humana y sus costumbres.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 + diecisiete =