La iglesia de Santa María de Soutolongo es una de las joyas arquitectónicas de Galicia. La edificación perteneció a la Encomienda de Beade, de la Orden religiosa y militar de los Caballeros de Malta, la misma a la que otros historiadores hicieron mención como la Soberana Orden de San Juan de Jerusalén.

Múltiples rasgos arquitectónicos ubican a esta obra como pieza perteneciente al gótico tardío, entre los años 1552 a 1559:

o     Bóvedas de crucería.

o     Arcos ojivales.

o     Relieves e imágenes pétreas.

Las pinturas murales que decoran el interior de la iglesia de Soutolongo son posteriores, fechadas entre los años 1567 y 1589.

Uno de los elementos más resaltantes de esta obra arquitectónica gallega es el sagrario pétreo, obra de gran singularidad que se inscribe dentro del gótico flamígero, y que ha sido comparada por expertos con el antiguo sagrario de la iglesia de Santa María de Cambados.

La dispersión de piezas antiguas del templo se produjo en el siglo XVIII, cuando la iglesia de Soutolongo sufrió grandes transformaciones, que finalizaron en el año 1798, cuando estaba encargado del priorato D. Felipe Julián López.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × cuatro =