El pasado 06 de julio se cumplioeron 110 años del nacimiento de la artista mexicana Frida Kahlo, considerada como una de las exponentes femeninas más importantes del arte latinoamericano y que ha cautivado por años al público gracias a sus piezas de corte surrealistas, donde predomina el dolor que le tocó vivir en carne propia.

Se caracterizó por su carácter rebelde, con el que rompió todos los convencionalismos. Además de dejar a su paso más de 200 pinturas, también se caracterizó por vivir una profunda y tormentosa pasión con Diego Rivera, el reconocido muralista mexicano con el que estuvo involucrada por años.

Eli Bartra, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana de México y autora de Frida Kahlo, Mujer, ideología, arte, destaca que una buena parte de la admiración que existe en torno al trabajo de la mexicana es legítima, mientras otro porcentaje es consecuencia de la mercadotecnia que rodea al personaje.

Bartra asegura que parte de esta lectura del trabajo de Kahlo surgió en Estados Unidos y Europa, donde siempre se interpretó el trabajo de la pintora de Coyoacán como exótico, impactante y crítico, aunque no fue precisamente su visión crítica del mundo y de las artes lo que más interesa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cinco × 5 =