Los líderes revolucionarios, Fidel Castro (1926-2016) y Ernesto “Che” Guevara (1928-1967) iniciaron su relación política y militar, que cambió la historia geopolítica mundial, en un encuentro que sostuvieron en José de Emparán 49, perteneciente a las calles de la Colonia Tabacalera en la Ciudad de México.

Pues ese primer acercamiento, que se convirtió en una conversación de 10 horas seguidas, ahora quedó plasmado para la posteridad, ya que el escultor azteca Oscar Ponzanelli realizó las estatuas de los icónicos personajes históricos, y están siendo exhibidas desde el pasado sábado en una banca del parque Tabacalera, en la delegación Cuauhtémoc.

Las esculturas pesan 250 kilos, incluyendo la banca

Ubicándose las esculturas cerca del Museo Nacional de San Carlos, donde desde hace un año hay un busto de Guevara. La presentación del par de piezas de Ponzanelli fue realizada por Ricardo Monreal, jefe delegacional, quien declaró que “muchos podrán no coincidir con Fidel o con el ‘Che’, pero esta colonia es tolerante”, añadiendo que el pueblo cubano “ha sido enorme porque ha resistido los embates del imperialismo y el fiel reflejo de la lucha contra el imperialismo son estas dos personas”.

La obra en conjunto pesa 250 kilogramos, incluyendo la banca, que recuerda a “dos personas que son historia, que hicieron del pueblo cubano un ejemplar, que no pierden la alegría de vivir”, según indicó la directora del Museo de San Carlos, Carmen Gaitán, exaltando la importancia de las esculturas, para rememorar dicho momento histórico, no solo para el barrio, México o Cuba, sino para el resto del mundo.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

siete − seis =