El escritor mexicano Sergio Pitol, premio Cervantes en 2005, falleció este jueves a los 85 años en su vivienda de Xalapa, capital del estado de Veracruz (México), según han confirmado fuentes.

Traductor, diplomático, viajero, promotor de la literatura universal y autor de obras traducidas al italiano, ruso, inglés, húngaro, chino, polaco y árabe, padecía afasia primaria progresiva, una enfermedad que en el último año le impidió caminar, moverse y hablar.

Sus novelas son ejercicios de estilo que, mediante un humor refinado y mordaz, ofrecieron una mirada desencantada de la realidad.

Vale destacar, que el escritor nació en Puebla (México), el 18 de marzo de 1933, su infancia fue difícil, ya que su madre murió cuando el escritor tenía cuatro años y al poco tiempo contrajo la malaria, lo que le obligó a mantenerse encerrado prácticamente hasta los doce años.

Entre sus obras destacan “No hay tal lugar” (1967), “Infierno de todos” (1971), “Los climas” (1972), “Asimetría, Cementerio de tordos” (1982), “Juegos florales” (1985), “Vals de Mefisto” (1989) o “El arte de la fuga” (1996).

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − seis =