A la edad 82 años falleció recientemente Rafa Fernández, uno de los pintores más destacados y cotizados de Costa Rica, ganador del Premio Magón 2002 y un célebre creador que construyó un sólido universo pictórico destacado en colecciones privadas y públicas.

Su vida fue la pintura y su pintura fueron mujeres, enigmas, seres evocadores, toros, caballos y juegos. Aunque su legado, enorme, cotizado, ubicado en colecciones públicas y privadas y reconocido por la magia y sugerentes posibilidades de su arte figurativo.

Vale destacar que su fuerte indiscutible fueron cuadros con inolvidables mujeres enigmáticas, personajes con quienes exploró los misterios femeninos. Asimismo, probó el expresionismo, con obras repletas de texturas, profundidades más oscura, con cuadros algo surrealistas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =