El escultor mexicano Gabriel Ponzanelli falleció recientemente a los 77 años de edad, según informó, Roxana Wiley, directora de Fine Art Gallery México

Ponzanelli es autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en México y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria.

Destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la “Glorieta de los Coyotes” en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.

Decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.

Heredero de una gran tradición, Gabriel Ponzanelli es considerado uno de los escultores con importante reconocimiento nacional e internacional.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =