La bailarina cubana de ballet clásico Alicia Alonso, murió a los 98 años, en La Habana, tras presentar problemas de salud.

Alonso se eternizó con la interpretación de «Giselle« , un clásico del ballet, uno de sus constantes personajes en el escenario. La artista desarrolló una de las más largas carreras que se recuerdan en la danza.

Alicia Alonso

Para muchos Alonso fue la bailarina más icónica de América Latina que con talento y perseverancia se dedicó a la interpretación, el magisterio, la coreografía, y la dirección del Ballet Nacional de Cuba (BNC), reseñó efe.com.

También se dedicó a la enseñanza y fue la responsable de entrenar a varias generaciones de bailarines durante la revolución cubana. La trayectoria de Alicia Alonso la hizo merecedora de diversos reconocimientos y premios de danza internacionales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete + 14 =