La iglesia católica y el pueblo jalisciense, exigen el retiro de la escultura denominada “Sincretismo”, del artista Ismael Vargas, recientemente develada en Guadalajara.

La escultura se encuentra en las inmediaciones del Santuario a la Virgen de Guadalupe, como parte de las obras del programa “Arte público” del gobierno regional, realizado con el objetivo de convertir la ciudad de Guadalajara en una galería de arte.

El alcalde, Enrique Alfaro, afirmó que se trata de una obra que fusiona dos símbolos de la cultura mexicana: la diosa de la fertilidad, de la vida y la muerte Coatlicue, y la Virgen de Guadalupe.

Por su parte, el cardenal Juan Sandoval, aseguró que la obra representa una falta de respeto a la Virgen de Guadalupe, razón por la que exige que sea removida del lugar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 5 =