Fallecido en el año 1989, casi treinta años más tarde de su muerte, los restos del maestro del surrealismo Salvador Dalí podrían ser exhumados ante la denuncia de María Pilar Abel Martínez, una mujer de 61 años que asegura que es hija del pintor español y está dispuesta a someterse a un examen de ADN para demostrar su parentesco al mundo.

De acuerdo a la versión de Pilar, su madre conoció a Salvador Dalí en Cadaqués. Trabajaba como empleada en la casa en la que el pintor y Gala pasaban algunas temporadas y entre ellos surgió cierta afinidad que terminó en un romance, fruto del cual nació la que podría ser la única descendencia directa del pintor.

Debido a la ausencia de otros restos biológicos, María del Mar Crespo, la magistrada que se encuentra llevando el caso, asegura que se hace imperioso hacer un estudio del ADN en el cadáver mismo del artista español, a modo de satisfacer la inquietud de la demandante, que desea reivindicar su nombre y el de su madre.

No existe fecha para la exhumación del cadáver del pintor, pero la Fundación Dalí, heredera legal del trabajo artístico del pintor, ya está preparando todos los argumentos legales para oponerse rotundamente a esta práctica. La apelación será presentada en los próximos días, aseguran los abogados encargados del caso.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 + veinte =