Las asociaciones ‘Salvemos Cuatro Caminos’, ‘Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, con las cocheras de Cuatro Caminos; la Fundación AG-FITEL y SalvaPeironcely10, con la casa fotografiada por Robert Capa en Peironcely, 10; la concejal Mar Espinar (del PSOE), con el domicilio del poeta Vicente Aleixandre. Todas tienen en algo en común, buscan que estos patrimonios “frágiles” sean protegidos por las leyes españolas.

Y es que todas estas organizaciones de la capital de España, han realizado una carta de apoyo mutuo para solicitar la protección “al amparo de la Ley de Patrimonio autonómica”, en el tipo de casos “que constituyen bienes de nuestro Patrimonio Cultural no reconocido”. El comunicado, fue coordinador a través de la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, indicando que las edificaciones “son tres ejemplos de actualidad, un patrimonio no reconocido por una interpretación limitada e insuficiente de la definición de sus valores”.

 

Males a tomar en cuenta

Por lo que la que el escrito exhorta a que se ataquen las amenazas de “destrucción irreparable”, que “arrebataría a las generaciones futuras la comprensión de su territorio y su historia”. Además, indican que desean que se reivindique la protección de estas edificaciones de la ciudad de Madrid.

Velintonia se encuentra en ruinas y en la búsqueda de nuevos dueños

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 + 18 =