Una escultura de bronce esmaltado, obra del artista mexicano Javier Marín, fue inaugurada oficialmente  en la Plaza del Louvre de París, ante la fachada este del museo más prestigioso y visitado del mundo.

La pieza se denomina “Reflejo VII” y permanecerá colocada de manera temporal en el emblemático enclave del corazón de la “Ciudad Luz” hasta el próximo 7 de enero.

La escultura de color rojo, muestra a un guerrero a caballo con una lanza, sustentado sobre una base que simula el reflejo de la pieza. Según Marín, pesa más de dos toneladas y media y mide siete metros desde su base hasta la punta de la lanza.

“Es un verdadero privilegio que esté aquí. He estado en muchísimas ciudades pero como dicen en mi pueblo: París es París. Es una ciudad maravillosa y la cantidad de gente que concurre y que va a tener la oportunidad de verla es enorme”, declaró Javier Marín.

La inauguración de la obra contó con la participación del embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo, del alcalde del primer distrito de la capital francesa, Jean-Francois Legaret, así como de la directora del Instituto de México en Francia, Estefanía Ángeles, entre otras personalidades.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − 2 =