El bajista de Los Beattles les regaló a sus compañeros un álbum navideño en 1965, el cual se creía perdido ya que sólo existían 3 copias: una para John Lennon, otra para George Harrison y otra para Ringo Starr.

El disco consta de canciones muestreadas, bocetos originales y loops de vanguardia, pero según lo reseñado en CochinoPop, ningún tema es de la banda, sino de los Rolling Stones, Elvis Presley, Beach Boys, y Nat King Cole.

“Tenía dos grabadores Brenell en casa, en los que hacía grabaciones experimentales y cintas en bucle, como las de Tomorrow Never Knows. Una vez junté cosas locas, para los demás del grupo. Algo divertido que pudiesen escuchar al anochecer. Fue algo hecho para los amigos, básicamente”, relató McCartney para su libro The Unreleased Beatles: Music and Film.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − 3 =