Tolkien y Charles Dickens son algunos de los autores universales que se dejaron llevar por la magia de la Navidad, escribiendo obras inolvidables, algunas de ellas poco conocidas por la gran mayoría de los lectores.

Un buen ejemplo de esto es las Cartas de Papá Noel que el autor de El señor de los anillos escribió para sus hijos. Por 23 años el escritor británico se hizo pasar por Santa Claus, enviando a sus hijos cartas en las que simulaba una caligrafía temblorosa, además de diseñar él mismo los sellos postales del Polo Norte.

La primera mujer en ganar el Nobel de Literatura, la autora sueca Selma Lagerlöf es también la autora de El maravilloso viaje de Nils Holgerson, un libro de aventuras en el que la travesía del protagonista sirve de pretexto para descubrir la geografía de Suecia.

Cómo el Grinch robó la Navidad de Dr. Seuss es probablemente uno de los textos más conocidos de la época decembrina. En esta historia rimada, el reconocido autor norteamericano autor de otros clásicos infantiles, narra las peripecias del Grinch, personaje que inspiró cortos animados y una película, protagonizada por Jim Carrey.

Desde luego no puede faltar Canción de Navidad, de Charles Dickens. Es considerada una de las historias literarias más hermosas para estas fechas y ha sido adaptada al cine y a la televisión en múltiples formatos y diversas ocasiones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − 5 =