El viernes pasado se estrenó en la nación asiática El libro de la selva, la nueva producción en action-live de los estudios Disney, inspirada en la novela del mismo nombre del autor Rudyard Kipling. La polémica sobre su censura se desató luego de que los organismos pertinentes la consideraran inadecuada para los niños.

Aparentemente el argumento que ofrecen para censurar el film es que consideran que la película puede atemorizar a los menores de 12 años, ya que los efectos especiales 3D y la animación empleada para dar vida a las fieras que acompañan a Mowgli en su aventura, son atemorizantes para los pequeños.

El presidente de la Comisión Central de Certificación Cinematográfica (CBFC) aseguró a un diario local que los efectos 3D te dan la sensación de que los animales saltan sobre la audiencia. Pahlaj Nihalani, presidente del CBFC, dejó claro que no tiene nada en contra del film, pero sí cuestiona su formato.

La determinación de que la película debe ser vista bajo la supervisión de un adulto en menores de 12 años encendió las críticas en la industria cinematográfica india, así como también se proclamaron en contra de la resolución algunas personas pertenecientes al propio CBFC.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince − 6 =