Considerada una de las mejores salas de concierto del mundo, El Concertgebouw de Amsterdam se encuentra bajo una rigurosa evaluación, pues al parecer la celebración de un concierto de música techno pudo haber perjudicado la estructura, dañando algunas de la molduras ornamentales.

El concierto, al que asistieron más de 2.000 asistentes, y que fue organizado por Audio Obscura, una empresa especializada en música electrónica, contó con grandes cornetas e iluminación acorde a un evento de este estilo. Aunque estaba previsto que durara hasta las tres de la mañana, cerca de la medianoche el escenario comenzó a llenarse de cal fina.

Apenas se percataron de que una de las molduras del techo había comenzado a ceder, el recinto fue evacuado de inmediato de manera escalonada y se evaluaron los daños. Una pieza ornamental de unos dos metros de longitud fue retirada antes de que se desplomara y el resto de los elementos están siendo evaluados.

La Orquesta Real del Concertgebouw, una de las mejores del mundo, es la agrupación que suele ofrecer conciertos en este recinto. Los organizadores de la fiesta techno aseguran que, aunque el auditorio holandés se considera un templo de la música clásica, está capacitado para albergar eventos de otros géneros sin problemas.

Aún se desconoce si las razones de los daños se deban al volumen de la música o a las vibraciones de los enormes amplificadores utilizados.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × 1 =