Una gran cantidad de artistas han surgido en Venezuela para demostrar, de diferentes maneras, su punto de vista con respecto a muchos factores. En esta ocasión, es Jesús Rafael Soto y su manera de ver el arte lo que nos tiene cautivados. Nacido en Ciudad Bolívar el 5 de junio de 1923, Soto siempre será recordado por ser uno de los pioneros del arte cinético en Venezuela y uno de los mayores escultores del país, conocido en varios lugares del mundo.

Su obra parte del cinetismo perceptivo, los cuales eran estudios en blanco y negro basados en efectos moiré, planos activados mediante el color y vibración retiniana de líneas resultado de una combinación o interacción entre figura y fondo de la misma; a partir de esta visión, Soto logró conquistar el espacio y exploró todas las fases y puntos intermedios de esta forma de escultura. El resultado de esta investigación artística fueron las primera obras de los años 50, como las siguientes: Doble transparencia en 1956, Colección Lia Imber de Coronil; Estructura cinética horizontal-vertical en 1957, Museo de Arte Moderno Jesús Soto, Ciudad de Bolívar.

Niño junto a una de las tantas obras de Soto

A partir de esta idea, Soto continuó realizando esculturas de esta misma índole pero mucho más grandes, las cuales llamó “penetrables”, debido a que el espectador puede introducirse a sí mismo en el interior de la obra, haciendo que el punto de vista cambia por completo. Una de las obras más famosas que tiene esta característica principal de penetrable es: Prepenetrable en 1957, Colección Alfredo Boulton, Caracas.

La Esfera Japón

Su trabajo fue bastante trascendental, en la actualidad se le conoce como uno de los mejores escultores de Venezuela a nivel mundial, ya que también tuvo exposiciones en otros países como en Japón, Alemania, Estados Unidos y París, este último fue bastante influente en su punto de vista para la escultura. De las obras más reconocidas por todos los venezolanos es: La Esfera de Caracas de 1974, la cual se encuentra instalada en la autopista Francisco Fajardo de la ciudad desde 1996; existe una igual en Japón.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete − 1 =