Sony no está dispuesto a perder a Daniel Craig ahora que la franquicia de James Bond se encuentra en uno de sus momentos más importantes. El actor británico anunció que se despedía de la saga luego de Spectre, un film que logró recaudar más de novecientos millones de dólares en taquilla.

Aunque se había especulado acerca de la posibilidad de que el lugar de Craig fuese tomado por Tom Hiddleston (ahora el exnovio de Taylor Swift) o Michael Fassbender, ninguna de estas opciones parece satisfacer a los productores, que se la han jugado poniendo sobre la mesa más de 150 millones de dólares para que Craig sea el agente 007 en dos producciones más.

Los productores de Sony quieren garantizar una transición adecuada para la saga, y un par de largometrajes más con la participación de Craig les permitiría buscar con calma y tino al sucesor. Daniel Craig había anunciado, incluso antes del estreno de Spectre, que estaba cansado del personaje.

De aceptar, el actor británico se estaría embolsillando 75 millones de dólares por cada film, lo que lo coloca por encima de actores como Jack Nicholson, Leonardo DiCaprio o Robert Downey Jr., quienes recibieron en su momento cifras exorbitantes por aceptar ciertos papeles, como el Joker en Batman o Iron Man en The Avengers.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × dos =