Fuses Viader Arquitectes ha transformado una fortaleza del siglo XIX cerca de la ciudad de Girona, España en un complejo de museos y hoteles con hormigón, cristal y acero desgastado.

La antigua fortaleza de Sant Julià de Ramis fue abandonada antes de que sus nuevos propietarios, la empresa de joyería D’or Joiers  ​​encargara a dicha empresa para que supervisara su restauración.

En ese sentido, la fortaleza ahora contiene instalaciones culturales, un hotel, dos restaurantes, un auditorio y estudios de diversos artistas.

Vale destacar que muchos de los espacios abovedados existentes están parcialmente sumergidos en la montaña y conectados por una serie de túneles. Asimismo, está rodeadas por muros gruesos hechos de piedra maciza, que los arquitectos se esforzaron por conservar e incorporar en el esquema actualizado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos × 2 =