Una escultura en homenaje al capitán de la Selección de Colombia, Radamel Falcao García, acaba de esculpirse en su ciudad de origen, Santa Marta, en el norte de Colombia, como símbolo de aprecio y admiración por el futbolista.

La obra la realiza el artista Antonio Irisma, que con sus propios recursos emprendió el trabajo hace poco más de un mes. En ese sentido, la estatua tiene seis metros de alto y está fabricada con cemento.

Asimismo, para la construcción del monumento al futbolista de 32 años se han requerido unas tres decenas de bultos de cemento y un buen número de varillas para dar estabilidad a la obra.

La escultura encarna la figura de Falcao en uno de sus gestos típicos después de anotar un gol: levantando las manos hacia el cielo y agradeciendo a Dios.

Vale destacar que en este Mundial de Rusia 2018, el capitán de la Selección de Colombia marcó su primer gol en la historia del certamen, hecho que calificó como un sueño cumplido al atender a la prensa después de su encuentro del domingo pasado ante Polonia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince − 12 =