El arte es un mundo que es capaz de mostrarle a las personas diferentes sensaciones que no conocían, tanto así que es capaz de alterar la realidad que conocemos con una obra completamente renovadora. No importa si es por medio de la pintura, la literatura, la escultura, etc., el arte es capaz de lograr este cambio de sensaciones, realidades e incluso, sentimientos. Hélio Oiticica fue uno de los mayores artistas en la historia del arte de Brasil, tanto así que se considera uno de los más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

En 1959, Oiticica fue uno de los creadores del movimiento Neo Concreto que se da en Brasil, con el fin de traspasar el hermetismo y el academicismo formal que venía del norte. Este movimiento lo creó junto a otras dos artistas que buscaban el mismo objetivo, las cuales fueron: Lygia Clarck y Lygia Pape. Entre los tres entendían que el arte es un organismo vivo, un cuerpo que debía interactuar con el cuerpo y las experiencias de vida del espectador.

Otros de los más valiosos ideales de Oiticica era que quería expandir el papel del artista visual, especialmente en su relación con la audiencia. Además, buscaba que el arte fuera una experiencia y no simplemente imágenes, a partir de esta idea realizó una de sus más reconocidas obras llamada “Metaesquemas”, la cual realizó entre los años 1957 y 1958.

El uso del color y su forma de ver el arte fue lo que más resalto a Oiticica como artista brasileño

Metaesquemas es una obra que consistía en una serie de figuras geométricas pintadas en gouache sobre cartulina, en la cual figuras rectangulares en variaciones de rojos, azules, naranjas y negro parecen desdoblarse, pero cuyas formas se van volviendo más complejas a medida que las observamos mejor. El color fue uno de sus mayores atributos y fue el que más utilizó en su obra. En los 60 hizo una serie de esculturas que llamó “Penetráveis” y una serie en el 67 que llamó Tropicália.

Oiticica murió en 1980 de un ataque al corazón, pero actualmente se está organizando una exposición de sus obras, y muchas obras de otros artistas latinoamericanos, en el Whitney Museum of American Art de New York, mostrando una de las mayores retrospectivas artísticas de América.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

8 − seis =