La historia de Capitán América/Steve Rogers (Chris Evans) es bien conocida por todos los fans del Universo Cinematogáfico de Marvel: el enclenque de Brooklyn se alistó en el ejército, le inyectaron el Suero del Súper Soldado y, tras enfrentarse a Cráneo Rojo (Hugo Weaving), se quedó congelado durante 70 años.

La gran cantidad de glucosa de la sangre de Steve Rogers evitó que se congelase, proceso parecido al que ocurre durante la hibernación de algunos animales. Evidentemente, el Suero del Súper Soldado tuvo algo que ver con esto, pues el propio Capitán América ya reveló en El primer vengador que no puede emborracharse porque su cuerpo procesa las toxinas demasiado rápido.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince + diez =