Después de 11 días de incertidumbre, personalidades de la cultura y del espectáculo, así como cientos de seguidores de José José se reunieron para despedirse del “Príncipe de la canción”.

En ese sentido, la Orquesta Sinfónica Nacional y tres tenores fueron los que recibieron las cenizas del cantante entonando la canción “Nave del olvido”.

Sus hijos mayores José Joel y Marysol Sosa acompañados de su madre Anel, entraron con el féretro y recibidos por un gran aplauso del público asistente. Sarita Sosa, la hija menor de José José, fue la ausente en el homenaje dedicado al público de México.

La gente del pueblo se reunió en las inmediaciones del recinto de Bellas Artes. Unos con fotos del príncipe; otros llevaron música en aparatos de sonido y fotos de él en distintas etapas de su vida.

El homenaje, realizado en labor conjunta de la Secretaría de Cultura y la Relaciones exteriores, comenzó con una semblanza que recordó su interpretación de “El Triste”, para dar paso a la música del Cuarteto Saloma.

“Las Golondrinas” fue la canción que dio el adiós a José José desde el tan esperado homenaje. Mientras los últimos seguidores del intérprete pasaban frente a su féretro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

6 + dos =