Claribel Alegría, poeta nicaragüense, falleció el pasado 25 de enero a los 93 años en su casa de Managua y rodeada de sus cuatros hijos. Una de las voces más prominentes de la poesía latinoamericana. Alegría también fue novelista, ensayista y traductora.

Nació en Estelí, Nicaragua en 1924. Dejó una gran obra literaria traducida a 14 idiomas y numerosos premios internacionales, como el de Casa de las Américas, en Cuba (1978), Gabriela Mistral, en Chile (2010) y el premio Reina Sofía, en Madrid (2015).

Defendió al feminismo y los espacios ganados por las mujeres en América Latina.”En cuanto a las mujeres escritoras, les aconsejo que se liberen del sentido de culpa por no ser amas de casa perfectas y observen lo que dijo Joseph Campbell: ‘Follow your bliss’ (Sigue tu vocación)”, aconsejó.

En su poesía se nota la influencia del poeta español Juan Ramón Jiménez, que fue un maestro para ella. También podemos leer en su obra parte del compromiso del poeta uruguayo Mario Benedetti, con quien entabló amistad.

El funeral privado se realizó el 27 de enero y el cuerpo de Claribel Alegría descansará en el cementerio Las Sierritas, de Managua, al lado de su esposo Bud.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 + 7 =