Considerado como un equivalente del Premio Cervantes en la Literatura, recientemente fue entregado el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana a la escritora nicaragüense Claribel Alegría, una mujer que fue discípula del gran autor Juan Ramón Jiménez y que forma parte de la llamada Generación Comprometida.

El jurado que apeló por la obra de la autora latinoamericana ratificó cómo a través de su poesía la escritora ha luchado contra las dictaduras, las torturas y la injusticia, defendiendo de un modo radical la libertad, al tiempo que ha hecho un significativo aporte a la construcción de la identidad de la mujer.

El primer poemario de Claribel Alegría fue editado en el año 1948 y llevó por nombre Anillo de silencio. Desde entonces hasta ahora la obra literaria de esta insigne mujer está integrada por 25 poemarios y una decena de novelas. Tuvo relación en algún momento con figuras del Boom literario, como Juan Rulfo, Julio Cortázar y Mario Vargas Llosa.

El Premio Reina Sofía contempla la edición de un poemario antológico con lo más selecto de la obra de Alegría, así como un premio en metálico de 42.000 euros. La poetisa latinoamericana cuenta con 93 años de edad y fue escogida en una lista donde figuraban más de setenta candidatos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × dos =