La ciencia y el trabajo en equipo de investigadores de varias universidades han ayudado a datar una pintura originaria de los Países Bajos robada por los nazis durante la II Guerra Mundial que ha sido encontrada en un mercadillo popular en Austria.

La pintura llamada Bildnis eines jüdischen Kaufmanns (Efigie de un comerciante judío), con unas medidas aproximadas de 30 x 22 centímetros, es el retrato de un comerciante judío como su nombre lo indica. Se presume que el dueño del cuadro fue un coleccionista judío.

El trabajo científico fue realizado por la Universidad de Hannover, las Universidades Leibniz y Mainz de Alemania, la Universidad de Coimbra (Portugal) y la Universidad de Valladolid (España). Se utilizaron diferentes técnicas espectroscópicas y microscópicas para lograr la datación del cuadro.

Se utilizaron dos tipos de espectroscopia: el primero llamado la espectroscopia Mossbauer, basada en la emisión y absorción de rayos gamma, aporta información de los compuestos de hierro. l segundo tipo, la espectroscopia Raman utiliza una luz láser para revelar cómo son las moléculas de los compuestos.

Luego de realizado el estudio por los distintos investigadores se determinó que el cuadro Efigie de un comerciante judío fue pintado en el siglo XVI.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 2 =