El pasado lunes por la noche aterrizó el Papa Francisco en suelo chileno, para realizar una visita oficial a ese país que se extenderá por cuatro días. Sin embargo, hay personas que pudieron “escucharlo” desde la semana pasada en Las Condes, un barrio al noreste de Santiago.

Se trata de una escultura tamaño real del pontífice, que saluda hacia el Centro Cívico de la comuna de clase media alta, sobre la avenida Apoquindo. Con un altura de 1,75 metros, la imagen atrajo a gran cantidad de transeúntes, que tienen la opción de elegir un mensaje del “Santo Padre”, en una playlist que se puede escuchar a través de los parlantes instalados en dos de las cuatro columnas de la cúpula.

Además, el monumento tiene un atril con un libro que invita a dejar mensajes a los feligreses para el Papa, ya que según el alcalde de la comuna y ex ministro del funcionario de Sebastián Piñera, Joaquín Lavín, el cuaderno llegará a manos de Francisco. La escultura creada por el artista argentino Fernando Pugliese, estará instalada hasta el 29 de enero, y los curiosos también se podrán tomar una selfie con su obra.

Estará expuesta hasta el 29 de este mes

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

seis − seis =