Durante cuatro días la Academia de Suecia ha estado tratando de comunicarse por vía telefónica con el músico estadounidense Bob Dylan para anunciarle de manera personal que ha sido seleccionado por esta institución como el nuevo Nobel de Literatura, pero de momento no han tenido éxito.

Sara Danius, secretaria de la Academia Sueca ofreció declaraciones a una cadena radial de esta nación europea, asegurando que luego de intentar hablar personalmente con el músico por cuatro días, han desistido de su intención y solo les queda esperar a ver lo que sucede el próximo 10 de diciembre, fecha en la que se entrega el galardón en Estocolmo.

Los representantes de la institución que concede todos los años el Nobel, lograron hablar con el representante del compositor estadounidense, que aún no ha dado ningún tipo de declaraciones sobre el controversial anuncio que se hizo la semana pasada.

De hecho, Bob Dylan dio un concierto en Las Vegas horas luego de que se supiera la noticia de su nombramiento, pero en el transcurso del show no emitió el más mínimo comentario. La indiferencia de Dylan no asusta a la Academia Sueca, pero podría ser un indicativo de que el compositor de temas como Blowin’ in the wind no esté dispuesto a aceptar el galardón.

En toda la historia del Nobel de Literatura, solo dos escritores han rechazado el reconocimiento: Boris Pasternak, instigado por el gobierno soviético (aunque unos años más tarde le fue entregado) y Jean Paul Sartre, filósofo francés que tenía la política de no aceptar ningún tipo de galardón.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

siete − cuatro =