La galería madrileña Sala Alcalá 31 inauguró hace sólo algunos días la exposición Cuidado con la cabeza, del artista mallorquín Bernardí Roig. La muestra estuvo a cargo de Fernando Castro Flórez y está integrada por 21 obras de diversos géneros: dibujo, instalaciones, esculturas, videos y fotografías.

Cuidado con la cabeza estará abierta al público hasta el próximo 24 de julio y uno de los temas centrales sobre el que gira esta muestra es la metamorfosis de Acteón en ciervo, luego de su desafortunado encuentro con Diana, la diosa de la caza.

Adicional a la muestra, en la que podemos ver cosas tan diversas como una serie de autorretratos titulados Naufragio del rostro, en las que el artista se convierte en una figura monstruosa, también hay una instalación en la fachada de la galería, donde los transeúntes pueden percibir el nombre de la exposición.

El trabajo de Bernardí Roig siempre ha estado caracterizado, entre otras cosas, por la creación de instalaciones en espacios no convencionales, como sucede en esta oportunidad con la pieza Practices to Suck the Dark, ubicada en uno de los pozos de respiración del metro de Madrid, entre la calle Alcalá con la Gran Vía.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 − 2 =