La música puede servir como un elemento muy importante para el desarrollo de los niños, las sensaciones que aporta permite que descubran el mundo que los rodea, desarrollen sus sentidos y pensamientos.

 Unas de las propuestas más interesantes es educarlos rodeados de música clásica, así se estará fomentando un desarrollo más rápido y saludable de su inteligencia emocional.

Conoce cinco beneficios sobre cómo influye la música clásica en los más pequeños de la casa.

1. Seguridad emocional: Les inspira confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.

2. Aprendizaje: La etapa de la alfabetización del niño se ve más estimulada. A través de las canciones infantiles, en las que las sílabas son rimadas y repetitivas, el niño mejora su forma de hablar y de entender el significado de cada palabra.

3. Aumento de la autoestima: El aprendizaje de canciones y bailes, ya sea como ocio o como actividad supervisada, aporta al niño mayor amor propio mediante una acción divertida y entretenida.

4. Estimula la creatividad: Al estimular la parte derecha del cerebro,la snotas musicales ejercen este hemisferio, que también se encarga del desarrollo de la capacidad creativa de cada persona.

5. Influye en el estado de ánimo: Además provoca una serie de sensaciones que afectan a todo el cerebro, ayudando a reducir el dolor, la ansiedad, y logrando expresar muchos elementos.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × cinco =