Un grupo de arqueólogos han descubierto recientemente un nuevo tesoro en las ruinas de Pompeya una escena de jardín en el santuario de una vivienda que estaba enterrada desde la erupción del monte Vesuvio.

El sitio conocido como lararium por contener las figuras de los lares: deidades protectoras del hogar. En la antigua Roma, se brindaban ofrendas y oraciones a los dioses. Asimismo, se muestran paredes pintadas de rojo con figuras de toros, así como escenas de jardines encantados con aves, árboles y víboras.

Vale destacar que el jefe del  grupo arqueológico de Pompeya, Massimo Osanna, dijo que se trata de “un cuarto maravilloso y enigmático que debemos estudiar en profundidad”, afirmó.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince − tres =