Una imagen de un niño o niña con cabello batido por el viento y una improvisada antorcha en la mano apareció inesperadamente en la pared de una casa de Venecia, en vísperas de la apertura de la Bienal de Arte 2019.

Se trata de una obra extraordinaria, al 99% atribuible al artista británico Banksy, aunque el propio artista no se ha reivindicado el graffiti. Nadie se dio cuenta de en qué momento fue pintada “la obra más iluminadora o el proyecto más interesante” de esta edición del encuentro artístico veneciano.

Vale destacar que la 58 Bienal de Arte de Venecia abrió sus puertas el pasado 11 de mayo y durará hasta noviembre.

“El espíritu de la bienal es la exploración, la experimentación y la apertura”, expresó el comisario de la muestra, el estadounidense Ralph Rugoff. En ese sentido, el británico Banksy no figura explícitamente en la lista de los 79 pintores invitados por la organización este año.

Hasta el momento, la autoría del graffiti no ha sido confirmada. Normalmente el pintor callejero la confirma unos días después de ser detectada la obra, mediante la publicación en su página web personal.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − 2 =